Gana China proveeduría

Prefieren industriales mexicanos comprar productos asiáticos por ser más baratos

Gana-China-proveeduria-1Gana-China-proveeduria-2En 2013, China es el principal proveedor de zapatos, prendas de vestir y otras confecciones, desplazando a otros proveedores, como Estados Unidos, Vietnam, Bangladesh o India, de acuerdo a la Secretaría de Economía.

El incremento en las importaciones provenientes del gigante asiático vino luego de que a finales de 2011 desaparecieron las medidas compensatorias para productos de dicho origen y a partir de ahí han comenzado a dominar el mercado.

Por ejemplo, en 2008 el gigante asiático era el proveedor número 21 del País para prendas de vestir de punto, en 2011 se convirtió en el tercero, y luego de un incremento en las compras de más de 80 por ciento, ahora domina el mercado.

En el caso de la ropa, no de punto, hace cuatro años China era el cuarto proveedor, y con un incremento a ritmo promedio anual de 80 por ciento, ha desplazado a Estados Unidos, Bangladesh y Vietnam.

Para el calzado, destaca que China superó a Vietnam, quien fue el principal proveedor por más de 5 años.“Las cuotas compensatorias que impusimos dieron un respiro a la industria mexicana, pero ante una desmedida apertura comercial no hubo la oportunidad de crear alternativas y el empresario nacional en todos estos productos le fue más fácil importar producto de bajo valor y enfocarse en el producto que requería mayor valor agregado y mayor calidad”, explicó Manuel Díaz, presidente de Grupo Ei.

Bajo la lógica que es más barato importar que producir, muchos industriales reorientaron su esquema de trabajo y están aprovechando que, aun cuando hay ciertos aranceles, los productos hechos en aquel país siguen siendo muy baratos.

Esto, por la cantidad de subvenciones que da China a sus exportadoras así como por los costos de insumos y mano de obra.

Además, una serie de marcas internacionales han aprovechado para instalarse en México, ya que antes no podían llegar porque las medidas compensatorias no hacían competitivos los productos, pero una vez que desaparecieron el mercado se volvió accesible.

“Ahora se encuentran productos a precio extraordinario, el consumidor se ha visto beneficiado porque encuentra mejores precios y artículos más diversos, y sin embargo de poco sirve comprar unos zapatos o ropa muy accesibles si su producción deja que desear, es decir, hay una ganancia en valor pero una pérdida en calidad”, enfatizó Díaz.

Por: Ulises Díaz

Fuente: Reforma

 

Compartir

Back to top